Aliado Contra la Pérdida del Pelo: Láser Fraccional de Erbio

Los tratamientos contra la caída capilar vienen ganando cada vez más aliados con el paso de los años. Además de la terapia oral, realizada a través de la finasterida, dutasterida, complejos vitamínicos, minoxidil, factores de crecimiento y antiandrógenos locales, estos medicamentos están recibiendo soporte de la terapia láser. La LLLT terapia, por ejemplo, ha mostrado efectos importantes en la reducción de la caída y el estímulo de las células capilares, y en la reducción de la micro-inflamación del folículo.

Actualmente, la gran novedad en esta área es el láser fraccionado de Erbium, utilizado para estimular el crecimiento de los hilos. Este ya estaba indicado en la medicina dermatológica para tratar el acné, las estrías, entre otros problemas de la piel. En un estudio presentado en Corea del Sur, el tratamiento con láser mostró buenos resultados en el tratamiento de la caída capilar. El láser fraccionado de Erbium provoca un cambio en el ciclo de crecimiento del cabello, haciendo que las células que estaban en la fase inactiva, pasen rápidamente a la fase de crecimiento activo (Anágena), con un aumento sustancial del crecimiento capilar. Para un tratamiento satisfactorio, son necesarias seis sesiones en intervalos de 15 días cada una. El mantenimiento puede realizarse una vez al mes, o de acuerdo con las orientaciones del dermatólogo, explica el Dr. João Carlos Pereira, del JC Hair Transplant de S.J. Rio Preto

Es posible notar una mejora en el crecimiento de los hilos a partir de la tercera aplicación. Los resultados no son milagrosos (no es eficiente en personas totalmente calvas), pero ayudan a combatir la caída capilar y retardar la calvicie precoz.