Alopecia Areata: nuevos descubrimientos

La alopecia areata, una enfermedad en la cual el cabello localizado (forma de moneda) se pierde en el cuero cabelludo, barba, etc., puede ser desencadenada por ataques de las células del sistema inmune contra los folículos pilosos. El hallazgo es el resultado de un gran estudio en el que los genomas de más de 1.000 individuos con alopecia areata se compararon con los genomas de las personas sin las enfermedades.

Angela Christiano y su equipo en la Universidad de Columbia en Nueva York descubrieron 18 genes asociados con alopecia areata
Como se esperaría de una enfermedad autoinmune, en la que el sistema inmunológico se vuelve contra los tejidos sanos del cuerpo mismo, todos los genes encontrados participan en el control del crecimiento y la multiplicación de las células del sistema inmune.
El vínculo más fuerte fue con un gen llamado ULBP. Codifica una proteína que es un potente activador de células NK («Natural Killers» en la traducción al inglés). Cuando se activan, las células NK atacan a los virus y otros patógenos.
El equipo también encontró cantidades más grandes de la proteína en los tejidos de los folículos pilosos de las personas con alopecia areata que en muestras de personas sin la enfermedad, proporcionando evidencia adicional de su participación en la enfermedad. El grupo espera que las conclusiones abran nuevas vías para el tratamiento de la enfermedad.
«Este es un gran avance», dice Rod Sinclair, un dermatólogo de la Universidad de Melbourne, Australia. «Después de décadas de poco progreso, este trabajo anuncia una nueva era de descubrimiento, ahora podemos probar el papel de estos genes uno por uno en el desarrollo de la enfermedad».
El estudio fue publicado en la prestigiosa revista científica Nature.

Fuente: NEW SCIENTIST