Las células madre están asociadas con la calvicie, dice el estudio publicado en la revista Science

En dos estudios publicados en la prestigiosa revista Science esta semana, investigadores de Estados Unidos y Japón revelan un descubrimiento que contribuye a una mejor comprensión del proceso de la calvicie y, de forma más amplia, del propio proceso de envejecimiento del organismo humano.
Hiroyuki Matsumura, de la Universidad de Tokio, responsable de uno de los artículos, usó ratones para estudiar los folículos pilosos. A los 18 meses, cuando los pelos de los ratones empezaron a caer, el análisis de la piel demostró que los folículos eran más pequeños, menos hartos y más finos. Esto llevó a los investigadores a creer que el problema tiene su origen en las propias células madre responsables de la fabricación de los folículos pilosos.

«Nuestro estudio reveló que los folículos de los mamíferos miniaturizan y generalmente desaparecen de la piel durante el envejecimiento de ratas y humanos, independientemente del sexo», revela Matsumura, en el artículo. Los científicos también descubrieron que, aparentemente, el problema está en cambios que ocurren en el ambiente de división de esas estructuras y no en la célula madre, lo que facilita un posible intento de revertir el proceso de envejecimiento.

«En la alopecia androgénica (calvicie masculina), las fibras de pelo se vuelven más cortas, más finas y escasean a medida que los cabellos del cuero cabelludo se sustituyen, pero, incluso en las primeras etapas de esta condición, las células madre del folículo piloso parecen normales : El problema es una falla en el proceso de activación de esas células para formar los nuevos por los «, afirma Cheng-Ming Chuong, de la Universidad de California en Los Ángeles.

«Las investigaciones sugieren que el problema no está en la célula madre per se, sino en el ambiente que afecta a las células madre, lo que indica que, en teoría, modificar ese ambiente podría revertir el proceso», aclara el investigador de patología que no Participó en los estudios.

Según los investigadores, la posibilidad de descubrir el mecanismo de revertir el envejecimiento de los pelos, puede indicar caminos para la regeneración celular en otros campos.