Trasplante de pelo femenino

transplante capilar feminino

Más información sobre el trasplante capilar femenino

La calvicie femenina es tan común como la masculina, pero menos severa, y una presentación clínica diferente. El inicio es gradual y después de la pubertad, pero con picos de aparición entre 30 y 50 años. Una de cada cuatro mujeres entre 25 y 40 años y la mitad de las mujeres mayores de 40 años, presentan algún grado de calvicie. Como en la masculina, hay también una predisposición genética transmitida por ambos padres. Sólo el 20% de los casos tienen antecedentes familiares positivos.

La causa es considerada multi-factorial, sabiendo que también ocurre la conversión de la testosterona (hormona masculina que también circula en las mujeres, pero en una cantidad menor que la de los hombres) para DHT (dihidrotestosterona), a través de la enzima 5 alfa reductasa . La mayoría de las veces, no se detectan aumentos hormonales masculinos en el torrente sanguíneo. Lo que ocurre es una sensibilidad de los receptores celulares a la DHT, desencadenando el proceso de miniaturización (disminución del diámetro y tamaño del vástago de los hilos y reducción de la fase de crecimiento de los mismos) de los hilos. Los factores desencadenantes pueden ser: desorden hormonal, incluyendo el inicio o la interrupción del uso de anticonceptivos, los quistes en los ovarios y el período pre y post menopausia.

Se debe descartar otras causas de caída de cabello como: anemia por deficiencia de hierro, dieta alimentaria restrictiva, enfermedades de la tiroides, cambios hormonales con aumento de hormonas masculinas, utilización de productos para mejorar el rendimiento físico (bombas) con precursores de la testosterona, El inicio o la interrupción del uso de anticonceptivos orales, período post-parto, uso de algunos medicamentos, estados post-quirúrgicos o post-estrés y presencia de focos inflamatorios o infecciosos. Para ello, la paciente debe ser sometida a una detallada historia clínica, examen físico, ya exámenes de laboratorio hechos por el dermatólogo especialista en el área capilar. Un examen con microscopía digital puede identificar también enfermedades del cuero que generan la caída de los cabellos. Seborrea, dermatitis seborreica, caspa, «feridinhas» y hongos.

En el examen clínico no encontramos un área totalmente calva o entradas, como en los hombres. La línea anterior de los cabellos permanece en su sitio original. Las hormonas femeninas ayudan a proteger a las mujeres de la calvicie, y es por la presencia de estas hormonas y por su patrón genético que la presentación clínica de las mujeres es diferente a la de los hombres.
La principal queja de las pacientes femeninas es conseguir ver el cuero cabelludo a través de los hilos de pelo, cuando se mira de frente en el espejo, pero todo comienza con la pérdida de volumen debido al afinamiento y reducción de la cantidad de hilos.
La calvicie femenina se clasifica en 3 tipos principales según Ludwig. La clasificación se basa en la rarefacción capilar que se inicia en la línea de repartición de los cabellos y que evoluciona lateralmente afectando toda la superficie superior del cuero cabelludo. Es característico la presencia de cabellos normales en la banda frontal anterior de la cabeza.

Tratamiento

Una vez hecho el diagnóstico, hay 3 posibilidades de tratamiento, de acuerdo con la indicación del médico especialista. El clínico, el quirúrgico, o la asociación de ambos.